sábado, 4 de diciembre de 2010

¿QUÉ ES EXPONER?

Exponer es explicar un tema sobre cualquier asunto, con el fin de que los destinatarios de nuestra presentación lo conozcan o lo comprendan mejor। Así, pues, podemos definir la exposición como el tipo de texto o discurso cuyo objeto es transmitir información.

Son también expositivos los tratados científicos y técnicos, los libros didácticos, las instrucciones de uso, los prospectos de medicamentos y todos aquellos textos cuya finalidad consista en informar sobre hechos, conceptos o formas de hacer

La función lingüística que predomina es la referencial.

TIPOS DE TEXTOS EXPOSITIVOS
Existen dos tipos de texto expositivos:

1. Textos Divulgativos: Es el tipo de texto expositivo que va dirigido a un público amplio que usa información poco específica y léxico formal, es decir no técnico ni especializado. Lo encontramos en apuntes, libros de texto, enciclopedias, exámenes, conferencias, coleccionables, etc.

Características
  • Informa clara y objetivamente sobre un tema de interés general.
  • Va dirigida a un público mayoritario.
  • Es de fácil comprensión.
  • Utiliza un vocabulario estándar.
  • Posee objetividad.
2. Textos Especializados: Es el tipo de texto expositivo especializado que está dirigido a un público específico de un área de conocimiento determinado que requiere o usa un léxico especializado e información técnica. Lo encontramos en informes, leyes, artículos de investigación científica, etc.

Características
  • Informa sobre un tema muy concreto.
  • Va dirigida a un receptor experto en el contenido tratado.
  • Resulta de difícil comprensión para quien no conoce el tema.
  • Usa una terminología específica.
  • Presenta gran objetividad।
CUALIDADES DE UN TEXTO EXPOSITIVO
Dado estos propósitos comunicativos, se comprenderá la exigencia de la extremada claridad en la construcción textual de párrafos y oración. Todo texto expositivo debe reunir las siguientes cualidades:

  1. Claridad.- las palabras que empleamos deben representar todo el sentido de nuestras ideas. Debemos evitar cualquier forma vaga, imprecisa o ambigua; pues nuestra intención no es crear belleza con el lenguaje sino exponer unas ideas con precisión.
  2. Objetividad.- Debemos presentar ideas tal y como son y no de nuestro modo de pensar y sentir.
  3. Exactitud.- Debemos comunicar los conocimientos del modo más preciso. Para lograr esto podemos utilizar –si la situación lo requiere- tecnicismos, es decir, términos propios de la disciplina o ciencia de la que trataremos en el texto.
  4. Sencillez y naturalidad.- A lo largo del texto no debemos hacer muestra de erudición y tampoco hacer referencias de tipo personal.

ESTRUCTURA DE UN TEXTO EXPOSITIVO
Estos textos, en los que prevalece el carácter objetivo de la información sobre cualquier intención estética, suelen responder a estructuras simples.

La estructura básica de un texto es lineal, y presenta las siguientes partes:

  • Introducción.- En ella se atrae la atención del lector o receptor y se enuncia el asunto o tema del mensaje.
  • Desarrollo.- Aquí se organizan los materiales, la información o impresiones que queremos transmitir. Debe ser lógico, trabado sin saltos bruscos. Cada punto que tratamos ha de reforzar y ser reforzado por los restantes.
  • Conclusión.- es la parte final del mensaje y en ella se recoge la síntesis de lo tratado en el texto.

Según el desarrollo del tema, su estructura  pueden ser:

  • Analítico (Deductivo).- Es aquel texto en donde se presenta el tema al inicio del texto y se va desarrollando a lo largo de todas las facetas y aspectos.
  • Sintético (Inductivo).- la oración temática o principal aparece como síntesis o conclusión, al final del texto. Por lo demás esta estrategia es similar en esencia a la analítica.
  • Cronológica.- El desarrollo de las ideas sigue un eje temporal y expone un tema desde lo más antiguo a lo las reciente.
TÉCNICAS UTILIZADAS EN LA EXPOSICIÓN
Con el fin de ampliar los conocimientos del destinatario, el emisor despliega una serie de estrategias y operaciones discursivas que le facilitan la interpretación del texto. Conocer estas estrategias es muy importante para construir con éxito secuencias explicativas.

La disposición. Es fundamental. La ordenación clara y coherente del contenido constituye un objetivo que ha de perseguirse en todo momento. De ahí que sea imposible trazar unos esquemas rígidos de estructuración. La elección del orden cronológico o del lógico está supeditada a la intención comunicativa del autor.

La definición, para delimitar el problema sobre la base del conocimiento existente, adjudicando atributos al tema/objeto en términos de la pertenencia a una clase y de la especificación de rasgos característicos. Las expresiones verbales más usadas son del tipo: se llama, se refiere a, se define como, está constituido por, contiene, comprende...

El léxico.-Se utiliza un léxico específico, según la temática de que se trate y del nivel en que nos encontremos. Los términos empleados no deben ser ambiguos en ningún caso, se toman, por tanto en su valor denotativo, pues la exposición de las ideas tiene que ser precisa.

Las citas de autoridad, el autor demuestra que su presentación es válida porque coincide con la explicación de reconocidos expertos en el tema, o sencillamente demuestra ser él mismo un experto, ya que ha leído todo lo que se ha escrito sobre esa cuestión.

Los ejemplos. Es otra de las características de la exposición. Sirven para apoyar lo que se trata de explicar o analizar, a la vez que facilitan la comprensión del fenómeno por parte del receptor

El guión y el resumen. Tan importante es elaborar un guión antes de empezar a escribir como aprender a resumir y a sintetizar un texto. El resumen exige una perfecta comprensión del texto, después de una lectura atenta del mismo. Desde la perspectiva del alumno, éste intentará ordenar los contenidos más significativos del texto, dejando al margen los detalles irrelevantes. De aquí podría pasarse a la idea matriz que ha originado el texto, y que sería el punto de partida del guión, si lo contemplamos ahora desde la perspectiva del autor. Se observará a continuación de qué forma aparecen cohesionadas las distintas partes del texto.

REDACCIÓN DEL TEXTO EXPOSITIVO
Hemos visto que con el texto expositivo se presenta un tema para informar de él, explicarlo al interlocutor o al lector y hacérselo comprender. Para elaborar un texto expositivo se necesitan ideas, que, fundamentalmente, se pueden obtener de otros textos expositivos

Antes incluso de empezar la búsqueda de los datos que necesitamos, tenemos que definir con claridad los elementos de la situación comunicativa, ya que ésta determina en gran medida la forma que presentará nuestra exposición. Estos elementos son:

  1. El tema que pretendemos desarrollar (qué se comunica con nuestra exposición).
  2. El propósito que perseguimos (para qué se comunica nuestra exposición).-El destinatario (a quién o quiénes comunicamos nuestra exposición).
  3. Las ideas suelen organizarse en tres grupos: - Idea general o tema.- Idea principal, Ideas secundarias, que sirven de apoyo a la idea principal.
Para que un texto expositivo esté organizado y bien fundamentado se requiere trabajar en tres aspectos:

  1. Localizar la información sobre el tema que pretendemos desarrollar en libros, revistas, periódicos, etc.
  2. Seleccionar y recopilar aquellos datos que sean de interés para la exposición.
  3. Estructurar y exponer de forma ordenada la información.


































3 comentarios:

  1. Hello there! I know this is kinda off topic but I was wondering which blog platform are
    you using for this website? I'm getting sick and tired of Wordpress because I've had issues with hackers and I'm looking at alternatives for another platform. I would be awesome if you could point me in the direction of a good platform.
    My web-site ; Automotive News

    ResponderEliminar
  2. Me gusto perfectamente si es muy bueno

    ResponderEliminar